¿Por qué comer pan de masa madre? – Crujiente por fuera, suave y ligeramente picante por dentro, el pan de masa madre es uno de nuestros favoritos por muchas razones. Durante períodos en los que pasamos mucho tiempo en casa, siempre tendemos a cocinar nuestro propio pan. Un ejemplo ha sido la forma en la que nos hemos alimentado durante el período de confinamiento provocado por el Covid19.

¿Ha comido tostadas francesas de masa madre? son deliciosas, pero; ¿Por qué comer pan de masa madre? ?

En la Escuela Universitaria Nutriforma os desvelaremos todos los secretos y la opinión de los profesionales de la nutrición y la dietética para saber ¿Por qué comer pan de masa madre? y si ¿el pan de masa madre es bueno para la salud?.

¿Por qué comer pan de masa madre?

¿Sabes que la masa madre tiene un sabor ácido? Eso viene de un proceso de fermentación, que comienza con un iniciador de masa madre, una combinación de harina y agua. Si eres celíaco, has de tener en cuenta las harinas que tienen y las que no tienen gluten.

Los fermentos son para la masa madre lo que un paquete de levadura es para otros panes, lo necesitas para hacer que el pan se levante.

Pero normalmente no se puede comprar un iniciador en la tienda de comestibles; los iniciadores se hacen al menos una semana antes de la cocción del pan para dar tiempo a que se desarrollen los cultivos vivos (también conocidos como bacterias buenas).

Los lactobacilos y la levadura naturales liberan ácido láctico y monóxido de carbono, lo que aumenta el sabor, la forma y la altura del pan.

También son lo que hace que el pan de masa fermentada sea bastante saludable para ti.

Una de las cosas más interesantes de los iniciadores de masa fermentada es que pueden durar mucho tiempo, incluso décadas, siempre y cuando los sigas alimentando.

Sí, “alimentar” la harina iniciadora mantiene a las bacterias vivas activas tal es que incluso algunas familias y panaderías pasan sus fermentos por generaciones.

¿Por qué comer pan de masa madre?, ¿Cuáles son los beneficios del pan de masa natural?

En la Escuela Universitaria Nutriforma estamos al tanto de la actualidad en el campo de la nutrición y sabemos la opinión de los expertos acerca de ¿Por qué comer pan de masa madre?.

A continuación os enumeramos y analizamos los principales beneficios del pan echo con masa madre y las características distintivas del pan de masa madre.

  • El pan fermentado es bueno para la salud intestinal, ya que la masa madre se fermenta y esta es una de las principales razones por las que podemos decir que el pan de masa madre es pan saludable.

    Cuando los ingredientes iniciales de la masa madre se mezclan y se dejan reposar, los lactobacilos (las bacterias buenas) se descomponen y crean ácido láctico que ayuda a que el intestino absorba mejor los muchos nutrientes del pan.

  • La masa madre tiene folato, que es una vitamina B, que es particularmente beneficiosa para las mujeres embarazadas.

    Esto se debe a que está asociada con la prevención de defectos del tubo neural (el sistema nervioso pre-central en un feto) durante el embarazo temprano.

    El folato también es súper importante para la salud del corazón y cerca de la mitad de la cantidad que necesitamos en un día puede provenir de una gruesa rebanada de masa madre.

  • Es rico en minerales esenciales. La masa madre es rica en tiamina y niacina, que pueden estimular el metabolismo.

    Está lleno de hierro para el flujo de oxígeno, zinc para el sistema inmunológico, magnesio y calcio para la salud de los huesos, músculos y nervios. Grandes ventajas que también nos ofrecen una respuesta a ¿Por qué comer pan de masa madre?.

  • La masa madre integral es aún mejor para ti, ya que añadir harina de trigo integral a su receta de masa madre añadirá aún más de estos minerales vitales, ayudará a controlar sus niveles de colesterol y puede ayudar en el control del peso.

  • Añadir semillas lo hará aun mas saludable. Para reforzar aún más ese factor de salud, puedes añadir semillas (como el sésamo o la calabaza) y granos (como la quinua) a la masa mientras la amasas o como un espolvoreado de última hora encima antes de que vaya al horno para un toque añadido de proteínas y fibra.

El Pan de Masa Madre es Bueno Para la Salud

¿Hay algo negativo en el pan de masa madre?

Cuando la masa madre se amasa, no se perfora como muchos otros, lo que le permite retener muchas bolsas de aire dentro de la masa.

Este toque más ligero crea una textura más aireada, pero esto puede hacerte sentir una falsa sensación de seguridad.

La masa fermentada sigue siendo un carbohidrato que no deberías consentir, especialmente si estás cuidando tu cintura.

No importa lo ligero que pueda saber, lo más importante son las porciones sensatas y el equilibrio, en Nutriforma recomendamos obtener proteínas y grasas de alimentos naturales y saludables.

Receta para elaborar pan de masa con fermentos naturales

Hacer masa madre es un compromiso que tienes que planear con días de antelación, para hacerla, tienes que tener un entrante a mano, uno que haya estado fermentando durante una semana.

Desde Nutriforma te mostramos la siguiente receta por si te animas a hacer tu propio pan de masa madre.

Esta receta es para 12 porciones, y tiene 142 calorías, 231 miligramos de sodio, 28 gramos de carbohidratos, 2 gramos de fibra, 1 gramo de azúcar y 5 gramos de proteína por porción.

Ingredientes de arranque; ½ taza de harina de trigo integral,  ¼ taza de agua para empezar seguir los pasos que te detallamos a continuación:

  • Día 1 – Mezclar los ingredientes en un tarro con una cuchara. Cúbrelo con una envoltura de plástico y déjelo reposar en un lugar cálido, a unos 26 ºC, durante 24 horas.

  • Día 2 – Revise su iniciador para ver si hay burbujas, ¡incluso un par servirán! Si ves una fina capa de líquido oscuro en la parte superior de la nasa, debes retirarla.

    Este es el “licor”, y no es lo que queremos en nuestro pan, cúbrelo de nuevo y déjalo así por otras 24 horas.

  • Día 3 – En el tercer día, el iniciador necesita ser alimentado. Saca la mitad superior del entrante del tarro y tíralo. Añade ½ taza de harina y ¼ taza de agua al tarro y mézclalo todo con el resto del iniciador con un tenedor. Tápalo y guárdalo en un lugar cálido de nuevo durante otras 24 horas.

  • Días 4 – 6 – En los días cuatro, cinco y seis, vas a repetir el paso del día tres. No te olvides de descremar y desechar el licor cada vez.

  • Día 7 – Tu entrada debe ser el doble de grande que la última vez que lo comprobaste, burbujeante y con la textura de un aljibe tostado, agradable y pegajoso. Si no, tienes que pasar unos días más en el proceso de alimentación. Ten paciencia, ¡vale la pena!

En este punto, has dado a luz un alimento inicial del que puedes tomar y alimentarte durante años. Años literales. Para probarlo y asegurarte de que está listo para usar, deja caer una pequeña porción en un vaso de agua. ¿Está flotando? Genial, estás listo para hornear.

Esperamos que haya servido de ayuda esta publicación de Nutriforma “¿Por qué comer pan de masa madre?. y le animamos a Estudiar Nutrición.