Digestiones Pesadas ¿Qué Tomar? – Es uno de los trastornos más frecuentes, ya que la mayoría de las personas padecen una mala digestión en algún momento, especialmente durante las vacaciones de Navidad.

Las comidas pesadas, las bebidas alcohólicas o los alimentos sin digerir y con alto contenido calórico suelen ser la causa de lo que se conoce como dispepsia.

Desde el equipo de Nutriforma hemos diseñado este articulo en el que te guiaremos con unas pautas para hacer frente a las molestias derivadas de los procesos gástricos pesados, molestos e incluso dolorosos en algún caso.

Digestiones Pesadas ¿Qué Tomar? | Escuela universitaria Nutriforma

Mucha gente sufre del estómago sin encontrar alivio, de hecho, en la mayoría de los casos, cuando se realiza una endoscopia digestiva para comprobar el desencadenante, no se encuentra ningún signo de enfermedad.

Por eso la mayoría de las dispepsias (término médico que se utiliza para definir las digestiones difíciles) son funcionales, es decir, sin una causa específica.

¿Quién no ha sufrido digestiones pesadas, malas digestiones, estómago hinchado, gases o muchas otras molestias digestivas en algún momento y especialmente durante las vacaciones de Navidad?

La dispepsia, es un proceso recurrente, benigno y de evolución crónica que afecta a un gran número de personas de nuestro entorno en el mundo occidental.

Las causas de esta patología son variadas y distintas de una persona a otra, pero casi siempre están relacionadas con malos hábitos alimenticios, excesos en la alimentación o ingestión de alimentos con mala tolerancia.

Digestiones Pesadas ¿Qué Tomar? | Escuela universitaria Nutriforma

¿Cómo funciona el proceso de digestión?

Cada parte del sistema digestivo ayuda a transportar alimentos y líquidos a través del tracto gastrointestinal, a descomponer químicamente los alimentos y líquidos en partes más pequeñas.

Una vez que los alimentos se han descompuesto químicamente en partes lo suficientemente pequeñas, el cuerpo puede absorber y transportar los nutrientes a donde se necesitan.

El intestino grueso absorbe agua y los productos de desecho de la digestión se convierten en heces.

Los nervios y las hormonas ayudan a controlar el proceso digestivo y así los alimentos son transportados a través del tracto gastrointestinal por un proceso llamado peristalsis.

Los órganos grandes y huecos del tracto gastrointestinal contienen una capa muscular que permite que sus paredes se muevan.

El movimiento empuja los alimentos y los líquidos a través del tracto gastrointestinal y mezcla el contenido dentro de cada órgano.

El músculo que está detrás del alimento se contrae y empuja el alimento hacia delante, mientras que el músculo que está delante del alimento se relaja para permitir que el alimento se mueva.

¿Qué síntomas produce la dispepsia?

Esta patología produce un conjunto de síntomas que afectan a la parte superior del aparato digestivo, esófago, estómago, duodeno y vesícula biliar.

Además se caracterizan por una mala digestión, digestiones pesadas, ardor gástrico, flatulencia, vientre hinchado, pesadez postprandial (después de comer) y sensación de plenitud gástrica son las características clínicas de la dispepsia.

Esta situación se asocia casi siempre a comidas copiosas, bebidas alcohólicas, alimentos indigeribles e hipercalóricos y a la preparación de menús con abundantes salsas, grasas y especias.

Además, es una causa muy frecuente de automedicación, así que si tienes estos síntomas desde Nutriforma te recomendamos ir a consulta médica.

El diagnóstico de la dispepsia funcional se basa en la exclusión previa de las patologías digestivas más graves que pueden ser similares en cuanto a su sintomatología.

Se deben realizar pruebas para determinar que no se trata de un caso de infección y descartar los siguientes motivos;

  • Helicobacter pylori
  • Reflujo gastroesofágico
  • Esofagitis
  • Úlcera de estómago
  • Cálculos biliares

O cualquier otro trastorno orgánico, sistémico o metabólico que justifique estos síntomas.

COMER RÁPIDO AFECTA AL ESTÓMAGO

Desde la Escuela universitaria Nutriforma te aconsejamos averiguar qué está ocurriendo en tu caso y ponerle remedio, además conocer de primera mano en las digestiones pesadas que tomar, es necesario.

Su forma de comer, los horarios, una microbiota alterada pueden ser desencadenantes de una mala digestión o dispepsia…

Aparte de la comida en sí, hay varias causas que pueden alterar sus digestiones.

Debes saber que la digestión “comienza” en la boca, donde el alimento se mezcla con las enzimas de la saliva y si tragas muy rápido, te estás saltando este paso.

Masticar muy poco puede provocar una mala digestión

El alimento llega al estómago sin apenas ser aplastado y el estómago tiene que invertir mucho esfuerzo en digerirlo.

La digestión es más lenta y más pesada y consume mucha energía, haciendo que te sientas más cansado.

Por qué comer lentamente le ayuda a perder peso

  • Tragas aire y esto causa gas, eructos y dolor abdominal.
  • Se consumen hasta 300 calorías más en cada comida. Un estudio publicado en el Journal of the American Dietetic Association ha demostrado esto. Cuando usted come rápido, la hormona de la saciedad leptina no tiene “tiempo” para enviar la señal de que usted está “lleno” al cerebro. Y para cuando llega allí, es demasiado tarde porque ha comido en exceso.
  • Estás comiendo mal. Comer rápido es sinónimo de comer con ansiedad. Esta actitud te empuja a optar por alimentos ricos en grasas y azúcares que, por supuesto, no aligeran tu digestión.
    Y aunque comas sano, si no masticas, los nutrientes no se absorben adecuadamente.

SEGUIR UN HORARIO REGULAR EN LAS COMIDAS

En Nutriforma sabemos que muchos profesionales especializados aseguran que una dieta desordenada, sin respetar ningún ritmo, favorece la dispepsia.

Saber en las digestiones pesadas que tomar es fundamental para poder regular nuestro transito.

El ritmo ideal para las comidas debe estar sincronizado con el ritmo circadiano así si las comidas siguieran este patrón, separadas por intervalos de 4 horas, las digestiones mejorarían.

Debemos comer menos pero más veces al día

La explicación es simple, el ritmo circadiano (ciclo de 24 horas luz-oscuridad) está regulado por una especie de gran reloj maestro alojado en el cerebro.

Éste sincroniza, además de los ciclos de sueño-vigilia y otros procesos, los tiempos de las comidas y el almacenamiento o gasto de energía que coinciden con las horas de actividad o descanso.

Sin embargo en cada órgano hay genes que también son sensibles a estímulos como las horas de las comidas.

Si se desordenan, esta armonía entre el reloj maestro y el reloj del estómago se rompe y esto promueve la dispepsia.

El momento ideal para comer

Cuando comes es tan importante como el cuánto y el qué comemos.

El apegarse a un horario en las comidas principales reduce la incomodidad y beneficia la sincronización y los procesos gástricos.

Los horarios optimos para sincronizar nuestro reloj biologico con las digestiones son los siguientes:

  • Desayuno, entre las 6:00 y las 8:00: Después del largo ayuno nocturno, la primera comida del día debe ser la más abundante de todas.
  • Almuerzo, entre 12:00 y 14:00: Debe incluir menos calorías que el desayuno, aunque suele ser al revés.
  • Cena, antes de las 20:00: Debe ser la más ligera y nunca después de las 20:00.

Como prevenir una mala digestión

Cuando la dispepsia se manifiesta a través de síntomas leves e infrecuentes, las molestias pueden desaparecer con algunos cambios en el estilo de vida.

En cuanto a la dieta:

Se recomienda la reducción del consumo de alimentos grasos, picantes y con chocolate además, se debe reducir el consumo de cafeína y alcohol.

Una dieta alta en fibra es una buena manera de manejar la salud digestiva, porque tiene el efecto de limpiar el intestino y hacer que la digestión sea un proceso más suave y limpio.

Las frutas, nueces, legumbres y alimentos de grano entero están llenos de fibra y son una excelente opción para protegerse contra la indigestión.

Además, muchos yogures y cereales también han sido fortificados con fibra.

Por otro lado, el hecho de comer cuatro o cinco comidas más pequeñas al día en comparación con tres comidas más grandes también puede ayudar al sistema digestivo.

Estos son pequeños cambios que pueden marcar la diferencia.

Desde Nutriforma queremos resaltar que un buen descanso nocturno (dormir más de 7 horas seguidas), el ejercicio diario (durante al menos 30 minutos) y dejar de fumar también serán cambios que pueden beneficiar su salud y por lo tanto mejorar su bienestar

Remedios naturales para una mala digestión

Si ocurren con frecuencia y los síntomas son severos, se debe consultar a un médico.

En la mayoría de los casos, sin embargo, las molestias desaparecen al revisar la dieta y adaptar un estilo de vida más saludable.

Existen algunos remedios naturales eficaces para una mala digestión que tomar para evitar la molesta dispepsia, que te vamos a enseñar a continuación:

Infusión de mejorana

Esta planta es un remedio herbal muy apreciado por sus efectos digestivos y relajantes.

Tomada en infusión, sola o combinada con menta, té de roca y manzanilla, alivia los dolores de estómago, los gases y los calambres intestinales.

Es especialmente eficaz en caso de molestias causadas por un exceso de nervios.

Bicarbonato de sodio

Es uno de los remedios caseros más conocidos y utilizados contra la acidez y la indigestión (media cucharadita diluida en medio vaso de agua), ayudando a aliviar la sensación de hinchazón que puede ser causada por el ácido que se forma en el interior del estómago.

Manzana y jengibre

Si hay una fruta digestiva, es definitivamente la manzana también es rica en fibra, mejora la digestión y ayuda a aliviar las molestias estomacales.

Lo más aconsejable es comer la manzana sin piel.

Por otro lado, tomar un trozo de jengibre después de comer estimula los jugos gástricos y el flujo de enzimas.

El jengibre se puede tomar de forma natural o en forma de té (media cucharadita en una taza de agua caliente), una buena opción en caso de dolor de estómago o gases.

Jugo de limón

Así como debemos cuidar la comida para proteger nuestro sistema digestivo, debemos cuidar la hidratación.

Para aliviar la acidez estomacal se puede beber un vaso de agua tibia con unas gotas de jugo de limón, jengibre y un poco de miel y además también alivia la hinchazón.

Semillas

Entre las semillas encontramos algunos remedios naturales eficaces, como el cilantro o el hinojo, útiles contra la indigestión.

En el primer caso, mezclar un puñado de semillas de cilantro en medio vaso de leche y beber dos veces al día.

Con el hinojo podemos preparar una infusión, con 2 cucharaditas mezcladas en un vaso de agua caliente.

Como puedes comprobar existen muchos alimentos que nos ayudan a prevenir estas dolencias, también existen remedios caseros transmitidos a lo largo del tiempo.

No debemos olvidar que la industria farmaceutica tiene un sin fin de productos que podrian ayudarte a mejorar pero siempre bajo preescripcion medica.

En Nutriforma te aconsejamos los remedios naturales basados en las plantas que puedes encontrar en herbolarios además de una dieta equilibrada y saludable.

Si todas estas cuestiones despiertan tu interés y te preocupas por aprender y mejorar tu salud, formarse y estudiar nutrición es una opción que deberías valorar para tu futuro.

Esperamos que haya servido de ayuda esta publicación de Nutriforma “Digestiones Pesadas ¿Qué Tomar? | Escuela universitaria Nutriforma y le animamos a estudiar nutrición.