Alimentación Saludable | Estudiar Nutrición Online – Llevar una alimentación saludable y una educación saludable durante toda la vida ayuda a prevenir la desnutrición en todas sus formas, así como diversas enfermedades y trastornos no contagiosos.

Sin embargo, el aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y los cambios en los estilos de vida han provocado un cambio en los hábitos alimenticios.

Alimentación Saludable | Estudiar Nutrición Online

Hoy en día, la gente come más alimentos ricos en calorías, grasas, azúcares libres y sal/sodio, por otro lado, muchas personas no comen suficientes frutas, verduras y fibra dietética, como los granos enteros.

En la Escuela Universitaria Nutriforma tenemos claro que la composición exacta de una dieta variada, equilibrada y por lo tanto una alimentación saludable estará determinada por las características de cada persona:

  • Edad
  • Sexo
  • Estilo de vida
  • Nivel de actividad física
  • El contexto cultural
  • Los alimentos disponibles según la región geográfica
  • Los hábitos alimentarios
  • Y otras disposiciones de cada individuo

Sin embargo, los principios básicos de una alimentación sana siguen siendo los mismos.

Alimentación Saludable | Estudiar Nutrición Online

Consejos prácticos para mantener una alimentación saludable

Para que puedas llevar una alimentación saludable sin mucho esfuerzo desde Nutriforma hemos reunido una serie consejos a seguir que te guiaran hacia tu bienestar:

Frutas y verduras

Comer al menos 400 g, o cinco porciones de frutas y verduras al día, reduce el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles y ayuda a garantizar una ingesta diaria suficiente de fibra dietética.

Para mejorar el consumo de frutas y verduras se recomienda:

  • Incluir verduras en todas las comidas; como bocadillos
  • Comer frutas frescas y verduras crudas; por ejemplo frutas y verduras frescas de temporada.
  • Hacer una variada selección de frutas y verduras.

Grasa

Debemos reducir la ingesta total de grasa a menos del 30% de la ingesta diaria de calorías, ayuda a prevenir el aumento de peso no saludable entre la población adulta.

Además, es necesario reducir el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles, para ello podemos:

Para reducir la ingesta de grasas, especialmente grasas saturadas y grasas trans producidas industrialmente podemos cocinar de la siguiente forma:

  • Al vapor o hirviendo, en lugar de freír.
  • Sustituir la mantequilla, la manteca de cerdo y la mantequilla clarificada por aceites ricos en grasas poliinsaturadas, por ejemplo, soja, canola, maíz, cártamo y girasol.
  • Comer productos lácteos descremados y carnes magras, o eliminar la grasa visible de la carne.
  • Limitar el consumo de alimentos horneados o fritos, así como de aperitivos y alimentos envasados (por ejemplo, donuts, pasteles, galletas y obleas) que contengan grasas trans producidas industrialmente.

Sal, sodio y potasio

La mayoría de las personas consumen demasiado sodio a través de la sal (un promedio de 9 g a 12 g de sal al día) y no suficiente potasio (menos de 3,5 g).

El alto consumo de sal y la insuficiencia de potasio contribuyen a la hipertensión arterial, lo que, a su vez, aumenta el riesgo de cardiopatía coronaria y accidente cerebrovascular.

Reducir la ingesta de sal al nivel recomendado de menos de 5 gramos al día evitaría 1,7 millones de muertes cada año.

Las personas a menudo no son conscientes de la cantidad de sal que consumen.

En muchos países, la mayor parte de la ingesta de sal se realiza a través de alimentos procesados (por ejemplo, platos preparados, carnes procesadas como tocino, jamón, salami, queso o bocadillos salados).

O alimentos que a menudo se consumen en grandes cantidades (por ejemplo, pan).

También se añade sal a los alimentos cuando están cocidos (por ejemplo, caldos, concentrados de caldo de diferentes tipos, salsa de soja y salsa de pescado) o donde se consumen (por ejemplo, sal de mesa).

Para reducir el consumo de sal se aconseja:

  • Limitar la cantidad de sal y condimentos ricos en sodio (por ejemplo, salsa de soja, salsa de pescado y caldo) al cocinar y preparar los alimentos.
  • No ponga sal o salsas ricas en sodio sobre la mesa.
  • Limitar los refrigerios salados.
  • Elegir productos con menor contenido de sodio.

Algunos fabricantes de alimentos están reformulando sus recetas para reducir el contenido de sodio de sus productos.

Además, se debe animar a los consumidores a leer las etiquetas de los alimentos para comprobar la cantidad de sodio en un producto antes de comprarlo o consumirlo.

La ingesta de potasio puede mitigar los efectos negativos de la ingesta de sodio en la presión arterial.

El consumo de potasio se puede aumentar comiendo frutas y verduras frescas.

Azúcares

Los adultos y los niños deben reducir la ingesta de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta total de calorías.

Una reducción a menos del 5% de la ingesta total de calorías proporcionaría beneficios adicionales para la salud.

El consumo de azúcares libres aumenta el riesgo de caries dental.

El exceso de calorías de los alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares libres también contribuye a un aumento de peso poco saludable, lo que puede llevar al sobrepeso y la obesidad.

La evidencia científica reciente revela que los azúcares libres influyen en la presión arterial y en los lípidos séricos, y sugiere que una disminución en su ingesta reduce los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

La ingesta de azúcar puede reducirse de la siguiente manera:

limitar el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares, por ejemplo, aperitivos y bebidas azucaradas y confitería.

Es decir, todo tipo de bebidas que contengan azúcares libres, incluidas:

  • Las bebidas gaseosas y no gaseosas
  • Zumos y bebidas de frutas o verduras.
  • Concentrados líquidos y en polvo.
  • Agua aromatizada.
  • Bebidas energéticas e isotónicas.
  • Té y café listos para beber.
  • Bebidas lácteas aromatizadas.

Ademas debemos comer, bocadillos, frutas y verduras crudas en lugar de productos azucarados entre horas.

Como puedes observar tener una alimentación saludable es algo muy serio por este motivo mucha gente se decide a estudiar nutrición para mejorar su vida y contribuir a ayudar a la sociedad.

Si esta es tu intención en la Escuela Universitaria Nutriforma contamos con una serie de formaciones online que te ayudaran a conseguir tu objetivo.

Esperamos que haya servido de ayuda esta publicación de Nutriforma “Alimentación Saludable | Estudiar Nutrición Online y le animamos a estudiar nutrición.