logo

Select Sidearea

Populate the sidearea with useful widgets. It’s simple to add images, categories, latest post, social media icon links, tag clouds, and more.
hello@youremail.com
+1234567890

Trucos simples para no quedarse sin memoria

Sencillos trucos para no quedarte sin memoria

Trucos simples para no quedarse sin memoria

A traves de Los años estamos perdiendo nuestra memoria, es algo que todos sabemos y asumimos, pero la verdad es que sufrimos pérdidas de memoria mucho antes en otras situaciones. Factores como estrés, él fatiga o algunos deficiencias vitamínicas afecta directamente nuestra capacidad de concentración y, como consecuencia, tenemos más lapso de memoria.

Laura Vera, psicóloga y autora de & # 39; ¿Para qué vine aquí? & # 39; Se basa en la premisa de que la memoria es una habilidad y por lo tanto, puedes entrenar. Ejercitar su cerebro es esencial, mantenerse joven y activo, aquí hay algunas cosas que puede hacer para no perder la agilidad.






– Nuevos estímulos:

Cuando buscamos nuevos desafíos, cuando intentamos nuevas actividades, cuando tratamos de hacer las cosas de una manera diferente … entonces, estamos presentando nuevos desafíos para nuestro cerebro, y para enfrentar estos desafíos, nuestro neuronas ellos van a nuevas conexiones.


– Duerma bien:

Actualmente, y gracias a diversos estudios, sabemos que el cerebro no solo no cancela su actividad mientras dormimos, sino que también utiliza las horas de sueño para consolidar el aprendizaje y corrige los datos de memoria que se han grabado durante el día.


– Crea imágenes mentales:

Se requiere menos esfuerzo para que nuestro cerebro recurra a un Imagen mental, ya sea real o imaginaria, que a una lista de palabras que no deja de ser un conjunto de información más abstracta y, por lo tanto, más difícil de registrar.


– Comida:

Nuestro cerebro consume el 20% de la energía de nuestro organismo, por lo tanto, no es una exageración decir que la comida tiene mucho que ver con nuestra capacidad de memorizar. La glucosa, las proteínas y los ácidos grasos son el combustible para nuestro cerebro, así como las vitaminas B y E, omega 3, magnesio y zinc.






– Ejercicio físico:

Con actividad física, aumenta la oxigenación de nuestro cerebro, el corazón bombea sangre más rápido y está mejor distribuido en todo el cuerpo, incluido el cerebro. Además, muchos estudios confirman que el ejercicio físico continuo aumenta los niveles de una molécula llamada BDNF, que aumenta la capacidad de nuestro cerebro para adaptarse al medio ambiente y logra una mayor plasticidad cerebral. Si elige disciplinas como zumba o el baile, que requieren seguir una coreografía, también trabajarás coordinación y el capacidad de atención, así como el memoria.





Nutriforma
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.